Logo Anuncios Gratis medianis
Martes, 22 de agosto de 2017

Articulos

Mayo
11
2009

La permuta otra alternativa
La revolución del trueque

¿Que es permutar?

La permuta se trata de un contrato el cual sirve para regular el trueque, en este cada uno de los contratantes se obliga a dar una cosa a cambio de otra de un valor igual o similar. También se puede entregar parte en dinero y la otra parte en una cosa, pero esta ha de tener un valor superior a la parte en dinero, pues sino se trata de un contrato de compraventa. El contrato queda configurado una vez que las dos partes se han prometido transferirse recíprocamente la propiedad de dos cosas.
La permuta es la forma primitiva de lo que es hoy día la compraventa, o lo que es decir la primera manifestación de comercio. Actualmente pero, el papel de la permuta es muy modesto, aunque aún no ha desaparecido. Al fin y al cabo la compraventa no es más que un trueque por dinero.

Los artículos 1490 y 1491 establecen dos reglas, la primera es que no pueden permutar los que no pueden comprar y vender; la segunda es que no pueden permutarse las cosas que no pueden  venderse.

A la hora de permutar, no hay ningún precio mínimo establecido pero si que hay valores que hay que dar para poder pagar los impuestos correspondientes. Por ejemplo a la hora de permutar un inmueble.

La permuta una vivienda, al igual que en el contrato de compraventa, se cumple con el consentimiento de ambas partes pero, a diferencia de la compraventa que hay dos partes diferenciadas, comprador y vendedor. En la permuta, ambas partes tienen igualdad de condiciones.
Si una de las dos viviendas esta hipotecada se ha de subrogar el nuevo propietario de la hipoteca, constituyendo una nueva o cancelándola.
Pero, en el caso de que las dos viviendas estén hipotecadas ambas partes se deben subrogar a las respectivas hipotecas, para ello hay que calcular muy bien los valores y cuantías de las hipotecas que aún quedan por pagar y ver si hay que hacer compensaciones económicas.

Para subrogar la hipoteca se hace a través de una escritura notarial en la que debe intervenir la entidad bancaria como posición acreedora. Se trata de un cambio de titular, por la cual se posiciona en los mismos derechos que el anterior. Una vez subrogada se ha de inscribir la vivienda en el Registro de la propiedad.

La permuta es regida por dos impuestos, el Impuesto de transacciones patrimoniales e Incremento del valor de los terrenos (plusvalía) .  Si una parte de la permuta es en metálico se tributa por el Impuesto de Transacciones Patrimoniales.

Para este tipo de transacciones es muy recomendable acudir a un gestor el cual nos podrá indicar de un modo más acertado sobre como poder hacer este tipo de movimientos.

© 2017 medianis s.l.    -    Reservados todos los derechos    -    Condiciones generales